The Blog

By / Blog

Desde Burgos hasta Gorey

Miguel Alonso

Miguel, es un burgalés de 20 años que llevaba tiempo pensando en irse a pasar un tiempo al extranjero para mejorar su inglés, y decidió que el destino elegido sería Irlanda.

Comenzó su verano trabajando en una granja irlandesa por recomendación de un amigo, pero como a veces puede ocurrir, no todos los planes siempre salen bien, y su madre se puso en contacto rápidamente con Gwen porque investigando por internet, la web de IrelandRoute le dio buenas sensaciones. Miguel necesitaba tener otra alternativa de inmediato. Conociendo la situación y hablando con Miguel, Gwen pensó en que la familia Toner sería muy adecuada para él.  Como todo fue muy repentino, y los Toner tenían ya un estudiante de IrelandRoute con ellos, Gwen invitó a Miguel a estar con ella y sus dos hijos en Gorey hasta que terminó la estancia del estudiante español en casa de los Toner. Luego, Miguel estuvo unas semanas magníficas con Jackie, su marido Jim, y sus cuatro hijos.

Miguel se llevó un muy buen recuerdo de Gorey, y hemos de decir que desde IrelandRoute también le guardamos mucho cariño. Fue un auténtico placer para Gwen, sus hijos y la familia Toner conocer a Miguel, un chico muy educado y alegre, ha mostrado una gran madurez ante la situación tan complicada que tuvo que afrontar al llegar a Irlanda.

Esperamos volver a verte pronto, amigo! Gracias por todo.

Y el resto, ya lo dice el relato de Miguel por sí solo, junto a las fotos con la familia Toner y la directora de IrelandRoute:

 El primer día que llegué a casa de los Toner, me recibieron muy bien, fuimos a la playa a pasar la tarde. La vida allí estaba muy bien, por las mañanas me llevaban a Gorey en coche porque ellos vivían en un pueblo a las afueras, iba al gimnasio y a la academia, después me volvían a recoger cuando yo quisiera.
También iba al cine de Gorey, me llevaban sin nigún problema cuando quisiera. A menudo íbamos a casa de Jordan, el hermano mayor, uno de los días, hicimos una barbacoa, jugamos al billar… Un día a la semana iba con Elle, la hija mediana, a cenar a una pizzería que había en Gorey y después a dar una vuelta con los amigos por el pueblo. También solíamos hacer viajes a Dublín. Alguno de los días en la capital estuvimos viendo un museo y fuimos a la fabrica de la Guinness.

El último día de mi estancia hicimos una fiesta todos los chicos que estábamos con IrelandRoute, estuvo muy bien, había música para bailar, hablábamos entre nosotros, fue muy divertido.

Es una aventura totalmente recomendable para cualquier chaval de mi edad y más pequeños, seguro que se lo pasarán muy bien y aprenderán mucho, yo no tenía mucho nivel de inglés cuando llegué y la primera semana estaba un poco perdido pero enseguida te haces a ellos y cada vez les entiendes mejor y hablas más.
Estoy seguro de que volveré a Irlanda. Me gustaría volver a ver a la famila Toner, buscaré algún fin de semana para ir y también tengo pensado ir el verano que viene.

 

 

 

 

 

 

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies