The Blog

By / Blog

5 ventajas de aprender un idioma en el extranjero

Aprender a hablar fluidamente un idioma es una carrera de fondo, pero nunca imposible. Por ello, nuestros estudiantes deben calzarse las zapatillas y echar a correr, lanzarse de lleno e intentar absorber todos los conocimientos posibles, sobre todo estando en un país como Irlanda. En muchas ocasiones, cuando vamos de viaje, tratamos por todos los medios de que sea nuestro amigo el que pregunte cuánto cuesta la entrada al museo, o el que pida las bebidas en la cafetería, sin darnos cuenta que estamos perdiendo la gran oportunidad de poner en práctica lo que sabemos, lo que hemos aprendido en el papel durante años. Las situaciones reales son aquellas que nos permitirán lanzarnos a la piscina y experimentar la sensación de pronunciar palabras nuevas en otro idioma.cabecera-info-verano

Los estudiantes de IrelandRoute van un paso más allá, con una inmersión lingüística total puesto que conviven en su día a día con una familia irlandesa de nuestra total confianza. Así, existen cinco ventajas de aprender el idioma desde dentro, en el extranjero

1- Ganar confianza en sí mismo: ya no tendrás que decirle a tu amigo que pregunte cuánto vale una entrada, sino que serás tú el que se pelee con tu amigo porque los dos queréis hablar todo el tiempo y practicar el idioma. Tener confianza en sí mismo implica madurar, crecer personalmente y creerse que sabes lo que sabes. Durante años has estudiado decenas de libros de gramática y nunca has podido ponerlo en práctica. ¡Lánzate! Es el momento.

2- Llegar a pensar en otro idioma: algunos estudios afirman que cuando logras pensar en el idioma que estás aprendiendo, has dado un paso totalmente importante y tu fluidez aumenta en un 200%. Parte del camino para llegar a esto está en reírte de ti mismo, hablar mucho, aprender nuevas palabras cada día y utilizar todo el vocabulario que tienes.

3- Aprender expresiones, chistes, frases hechas, refranes: una de las partes más bonitas de aprender un idioma es conseguir interiorizar frases que no están escritas en los libros y que los nativos usan a diario. “Oh, wait”, “Oh my God!” “Great!”… y un sinfín de palabras que forman parte del léxico diario y que se adquieren escuchándolas en el día a día.

4- Empaparse de otra cultura totalmente diferente: dicen que viajar te cambia la perspectiva a la hora de enfrentarte a la vida y conocer otra cultura forma parte de ello. Diferentes comidas, costumbres, chistes, apodos cariñosos… Todo esto constituye una gran fuente de conocimiento para el estudiante que visita el país.

5- Conocer gente del mismo país y de otros distintos: visitar un país extranjero no sólo te permite hacer amigos nativos, sino también coincidir con otras personas que visitan el país en busca de mejorar su idioma. El truco está en alejarse de los que hablan tu propio idioma e intentar hacer migas con personas con las que aprenderás mucho más sobre la lengua.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.ACEPTAR

Aviso de cookies